viernes, abril 11, 2008

AUTOCENSURA EN LA LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL


Hoy leía en una revista una entrevista a un escritor bastante prolífico, del que reconozco no haber leído nunca nada. Su nombre es Jordi Sierra i Fabra (no es familiar mío, que de Sierras hay muchas en España) y ha publicado más de 270 obras entre narrativa infantil, juvenil, historia y biografías. Al parecer el año pasado ganó el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2007 por su obra "Kafka y la muñeca viajera" y tiene una larga lista en su haber. Vamos, y yo ni lo conocía ni he leído nada suyo. No en vano dicen de él que es el "más exitoso de los autores desconocidos en España". Pero no es este el tema que quería comentar.

Me ha llamado mucho la atención un comentario que él hacía durante la entrevista sobre la autocensura en la literatura infantil y juvenil en España.
Con permiso del autor del artículo os dejo nota del comentario de Jordi Sierra i Fabra .

Si. Hay autocensura en España. Y grave. Se da sobre todo en la literatura infantil y juvenil. A mí me ha dicho una editorial que saque la palabra "cerveza" de un libro y ponga "coca-cola" porque la cerveza está mal vista en un chaval de 16 años. Sacas, por otro lado, la palabra "lesbiana" y quedas automáticamente descalificado para que se te lea en cualquier colegio de España. Son los gajes de la corrección política. Los editores temen a los padres y por eso censuran. Es lo peor que puede haber en un libro.

2 comentarios:

INSTANTES dijo...

uff, que complicación, la censura pues si a veces funciona, pero no siempre, de seguro hay otros ingredientes.
saludos!

Morgan Blackhand dijo...

No sé por qué nos extrañamos...
Ya sé que no viene al caso, pero yo sí leí hace tiempo un par de libros del autos y SON UN TOSTÓN de cuidado.
:P