lunes, febrero 20, 2006

ICO, PUZZLES Y PLATAFORMAS DE ENSUEÑO

¿Qué tiene ICO que no tienen los demás juegos de consola?

Originalidad y belleza, es lo primero que te viene a la cabeza. Convertir un juego de puzzles y plataformas (harto visto ya) en un cuento onírico único, complejo en su desarrollo aunque simple en su concepción, ha sido un logro digno de alabanza.
ICO, obra de Fumito Ueda y Sony Team ICO, cuenta la historia de un niño nacido con cuernos, Ico, que debe ser encerrado vivo en un sarcófago en un castillo en medio del mar 'para salvar al pueblo' donde ha nacido. Como él muchos otros fueron encerrados en el pasado. Pero la suerte de Ico será diferente. Un extraño temblor hace que su sarcófago se abra y él quede libre.

Pero Ico no vagará mucho tiempo solo por los pasillos y exteriores de ese castillo abandonado. Encerrada en una jaula está Yorda, una misteriosa princesa a la que Ico libera de una extraña sombra negra que quiere llevársela fundiéndose con las sombras. Tras ser rescatada por Ico, los dos juntos recorrerán el intrincado y complejo camino que les lleve fuera del castillo.
Aunque no lo tendrán fácil. Por un lado están los puzzles y las plataformas que Ico deberá sortear para que tanto él como Yorda puedan seguir avanzando. Por otro están las monstruosas criaturas de humo negro que buscarán sin tregua apresar a la princesa y llevársela con ellos a la prisión de donde la rescatamos, seres sin forma que vuelan y nos atacan surgiendo de charcos de negrura absoluta. Y finalmente la Reina. La madre de Yorda. Una mujer de oscura presencia y blanco rostro que nos aconsejará abandonar a Yorda a su destino o morir en el intento.


Y esa es básicamente la historia de ICO. Una historia sencilla y escueta que avanza sin necesidad de animáticas ni narraciones de apoyo, que nace fruto de la misteriosa atmosfera que posee el lugar y la gente que suponemos que allí habitó, de las luces que entran por los ventanales o de las antorchas que iluminan las sombrías salas medio en ruinas. Una historia que aderezada con una ambientación y un diseño efectista y original, logrará que en más de una ocasión frenemos nuestra huída para quedarnos ensimismados admirando el paisaje, la arquitectura y las sorprendentes vistas que el lugar nos ofrece.
Por eso la música en
ICO será otro elemento a tener en cuenta, si cabe tan importante como el visual. Aunque minimalista y breve, pues casi todo el juego se apoya en sonidos ambientales como el viento, el fluir del agua o el rumor las hojas, estará presente en todo momento evocándonos esa sensación casi de ensueño que hace al juego tan especial.


ICO es un juego recomendable tan sólo para aquellos que busquen algo más en un juego que el simple matar, avanzar y buscar llaves para abrir puertas imposibles y absurdas, no cogeremos monedas, ni mejoraremos nuestras armas, ni tan siquiera tendremos barra de energía. No los necesita. ICO es un desafío y un disfrute visual con el que deleitarse. Una buena historia contada sin contarte apenas nada, que va creciendo poco a poco en tu mente a medida que avanzas. Una juego brillante creado por un gran cuentacuentos como es Fumito Ueda. Un relato evocador con un final de esos que te dejan buen sabor de boca y que te hacen pedir más de lo mismo. Y no ha habido que esperar mucho.
La nueva historia de Ueda se llama
Shadow Of The Colossus. Sin duda otra obra maestra de la que ya hablaremos otro día.

1 comentario:

R A U L E dijo...

Estoooo... hay que ver como ha avanzado esto desde el Pacman...